Cómo hacer un ensayo de una película

Cómo hacer un ensayo de una película: Introducción

Lo primero que tenemos que tener en cuenta cuándo pensamos en cómo hacer un ensayo de una película es si éste va a ir dirigido a un público que ya ha visto el film o si queremos que sea una crítica dirigida a espectadores que todavía no han ido a ver la obra. En el primero de los casos podremos comentar el argumento a fondo pero en el segundo debemos de ser muy cuidadosos y dar nuestra opinión sobre la película pero revelando lo menos posible sobre su trama.

En la introducción de un ensayo corto sobre una película podemos comenzar comentando un par de líneas sobre ésta en general, para poner al lector en antecedentes de lo que estamos hablando y a continuación centrar el tema sobre el aspecto que vamos a destacar de la misma. Es decir,  la idea que vamos a defender en el cuerpo del ensayo, por ejemplo: “es una buena película”, “es una película aburrida”, “es una película representativa de su director”, “es una buena película aunque no está a la altura de otras interpretaciones de X, su protagonista”.

Por supuesto, aunque esa sea la idea central debemos de exponerla de una forma atractiva y que cause en el lector ganas de seguir leyendo. No es lo mismo decir es una buena película que decir: “Aunque no es una de las mejores obras de X por los motivos que defenderé en mi ensayo, se trata de una gran película con una incuestionable calidad y que sabe mantener la atención del espectador hasta el último fotograma.”

viridiana

Cómo hacer un ensayo de una película: El cuerpo del ensayo

Aquí defenderemos la teoría expuesta en la introducción. Normalmente cuándo hablamos de cómo hacer un ensayo de una película hablamos de un ensayo de tipo argumentativo, es decir, un escrito dónde vamos a dar opiniones en las que nos basamos para defender nuestro punto de vista.

Existe otra posibilidad, que sea la de que seamos estudiantes de cine. En este caso se puede realizar un tipo de estudio más técnico, que puede tener un enfoque más científico, pero como no será lo habitual a la hora de cómo hacer un ensayo de una película nos vamos a centrar en lo que sería un ensayo argumentativo clásico.

Podemos apoyar nuestras opiniones en las de críticos de renombre para darle más peso a las mismas. O en artículos aparecidos en revistas especializadas. Pero sobre todo deberemos de razonar nuestros argumentos. No vale decir que una película es aburrida sin más, deberemos de explicar, por ejemplo, que es aburrida porque el director no ha sabido darle un ritmo correcto, resultando demasiado lenta. O que el actor o actriz no ha sabido transmitir las emociones correctas realizando una interpretación plana, carente de matices que hacía imposible la identificación con el protagonista y que por tanto llevaba a la pérdida de interés en el argumento.

Debemos de recordar poner al final del ensayo de dónde  hemos extraído las citas en una lista de referencias bibliográficas.

Cómo hacer un ensayo de una película: Las conclusiones

En las conclusiones del ensayo daremos por demostrada nuestra idea con un pequeño resumen de las razones más importantes en las que nos hemos apoyado para defenderla. Debemos de incluir la idea con la que queremos que se quede el lector. Aunque quizás hemos hablado también de la iluminación o de la interpretación de los actores a lo largo del ensayo, podemos considerar que el aspecto más relevante de la película ha sido su guión y sus giros argumentales.

En este caso debemos de destacarlo en las conclusiones para que el lector se quede con ese concepto que nos parece el más importante de la película.

Deje sus comentarios

*