Pasos para realizar un ensayo.

Es importante, a la hora de realizar nuestros trabajos, conocer a ciencia cierta qué orden aplicaremos al mismo, tanto en su estructura textual, como, antes de iniciada la escritura, la secuencia de trabajo. En este apartado aprenderemos algunos pasos para realizar un ensayo que nos servirán de guía.

Ya sabemos la definición del ensayo, conocemos sus partes, los tipos de ensayos que podemos realizar y de qué manera podemos obtener la información necesaria para desarrollarlos. Ahora, enfoquémonos un poco en los pasos para realizar un ensayo para que podamos, de una manera sencilla, desarrollarlo sin contratiempos.

Pasos para realizar un ensayo.

Antes de realizar nuestro ensayo, al tener ya elegido el tema, debemos empaparnos del mismo. Leamos lo más que nos sea posible acerca del tema de nuestro ensayo y tratemos, de memoria, desarrollar una argumentación sencilla que será la base del mismo. Es importante que, si en nuestro ensayo pensamos incluir datos precisos extraídos de fuentes fidedignas, los anotemos y tengamos a la mano, a manera de recordatorios o en fichas bibliográficas, y allí mismo marquemos en qué parte de la argumentación serán insertados.

Es recomendable que mientras leemos acerca de nuestro tema, antes de comenzar a redactar, tomemos nota, subrayemos, extraigamos extractos de texto que pensemos nos podrán ser útiles para nuestra argumentación o, simplemente, tengamos un borrador de ideas que podríamos incluir en nuestro ensayo. La mente a veces nos juega malas pasadas y una idea que tengamos en estos momentos, posiblemente cuando redactemos se nos escabulla, y regrese en mala hora, al momento en que entregamos el ensayo y ya no haya marcha atrás.

Se recomienda tener siempre dónde apuntar cuando uno está pensando en desarrollar sus ideas, plasmarlas. Hasta, si es preciso y el peso del trabajo que vamos a realizar lo amerita, podemos dormir con una libreta y un bolígrafo a un lado o debajo de la almohada.

La forma en que cada uno elabore su ensayo depende de cada quien, de sus tiempos, sus modos de pensar, de redactar. Unos redactarán un enunciado, se detendrán media hora, pensarán cómo pueden, a partir de allí, desarrollar un segmento del ensayo, lo harán, y nuevamente se detendrán un determinado tiempo. Los hay otros que no redactan absolutamente nada sino hasta el momento decisivo, en que terminan redactando de pies a cabeza el ensayo en una sola sentada. Otros, más sistemáticos, que dividirán el ensayo en las partes esenciales de la argumentación, aunadas a los datos que utilizaremos y extrajimos de diversas fuentes, y desarrollarán parte por parte del ensayo, sin necesidad de iniciar la redacción por el inicio (valga la redundancia).

Es recomendable, lo mismo que para la redacción de cuentos, novelas, o cualquier tipo de narrativa, que uno, antes de iniciar la escritura, sepa cómo acabará aquello que tiene en mente comenzar a contar. Los pasos para realizar un ensayo son los mismos ya que, al igual que estos otros modos de narrativa, el ensayo es un género literario, como podremos recordar, y acepta una gran cantidad de modos expresivos dentro de él. Así que antes de comenzar a escribir de mala gana, por simple responsabilidad de entregar un trabajo a cambio de un sueldo o una calificación, pensemos en la manera en que nos gustaría realizar nuestro ensayo  y busquemos, siempre, disfrutar al realizar las cosas. Eso sí, no hay que ser tan innovadores en caso de que nuestro maestro sea uno de esos típicos maestros de español que no aceptan que la “CH” ya no es una letra, sino dos juntas; o si nuestro jefe gruñe sin motivo alguno al menor indicio de bostezo, risa, broma, u otros. Aprendamos a hacer las cosas con gusto y siempre tratemos de exigirnos un poco más, que de lo contrario quedaremos atrapados en lo repetitivo cotidiano, el día a día de este mundo materialista.

oficinaaaa

Deje sus comentarios

*