Características del modernismo

0

El modernismo

Contexto histórico

El modernismo, como todo movimiento literario, debe de ser visto dentro de su contexto histórico. En este caso estaría enmarcado a finales del siglo XIX y principios del XX . A continuación trataremos de resumir este momento histórico en unas pocas pinceladas.

Tras la revolución industrial se ha producido un gran éxodo de gente a las ciudades para trabajar como obreros en las fábricas. En muchos casos sucede que estas no están del todo preparadas para recibir a una población tan grande que acaba hacinada a las afueras de las mismas sin los servicios mínimos de alcantarillado o agua.

Así comienza el siglo XX, entre grandes diferencias sociales y un auge de los movimientos socialistas que causan grandes tensiones políticas en Europa. Estalla la revolución Rusa y todo se preparara para la Primera Guerra Mundial.

España, mientras tanto se encuentra inmersa en diversos enfrentamientos con países de América del Sur y pierde sus últimas colonias en estas tierras. Los países que acaban de ganar su independencia o que la han obtenido muy recientemente comienzan a forjar su identidad muy a menudo en medio de conflictos internos.

 

Definición

El modernismo es un movimiento artístico que surge  a finales del siglo XX como oposición al realismo. Aunque salpica a gran parte de Europa y América, tiene mucho más calado en los países de habla hispana. Los partidarios del modernismo defienden que la única finalidad del arte es el arte en si mismo entendiendo este como el amor por la estética y la belleza. Aunque el modernismo tuvo influencia en diferentes artes, aquí vamos a centrarnos sobre todo en el modernismo como movimiento literario aunque muchas de sus características son comunes a otras artes. Destaca principalmente en la poesía.

Influencias del modernismo

El modernismo está influido principalmente por dos corrientes literarias procedentes de Francia: el parnasianismo y el simbolismo.

El parnasianismo fue un movimiento literario que hacía gala de un gran gusto por los mitos clásicos. De hecho su nombre viene de Párnaso, el lugar dónde habitan las musas. Nace como oposición al romanticismo y se aleja de los temas intimistas para hablar del arte, de la belleza y de las leyendas clásicas. Defienden la búsqueda de la perfección del verso.

El simbolismo por su parte fue uno de los movimientos literarios más importantes de su época, teniendo como máximos representantes a Rimbaud y a Baudelaire.  Es opuesto al realismo y para diferenciarse del mismo reivindica el mundo de los sueños, de la muerte y de los símbolos.  Va más allá del parnasianismo en cuanto a complejidad y lejos de defender el verso perfecto sus escritos son tremendamente herméticos y en ocasiones muy difíciles de descifrar ya que se escribía incluso bajo la influencia de drogas y alcohol.

Características del modernismo

– La importancia de la estética y de la belleza. Esta característica es heredada de los parnasianos. Defienden que los escritos deben de ser hermosos en sí mismos y que no deben de buscar reflejar la realidad, sino alcanzar ideales de belleza. La sonoridad de las palabras, su acentuación o la forma en que son construidas las frases tienen más importancia de lo que estás dicen en si mismas.

– La ruptura con el pasado y la búsqueda de caminos diferentes en el arte. Lo que se hizo en el pasado ya no importa. Pocos autores se salvan de las críticas de los modernistas. Becquer es quizás uno de los pocos autores a los que se respeta. Consideran que están ante el inicio de una nueva época que necesita de nuevos valores y de encontrar caminos diferentes. Todo lo demás es anclarse y no evolucionar.

– Preferencia por los ambientes aristocráticos. En su afán por romper con la realidad y con la búsqueda de los valores estéticos se alaban los ambientes suntuosos y aristocráticos que tan denostados habían sido por sus antecesores.

– Enaltecimiento de los valores nacionales y del glorioso pasado de sus naciones. Siendo muchas naciones de muy reciente creación, es lógico que se intentara crear un sentimiento nacional y de unidad que en muchos casos todavía no estaba suficientemente arraigado. Muchos escritores del modernismo estudiaron los orígenes de los pueblos desde el punto de vista de los antiguos mitos y dioses y dieron a conocer sus leyendas para ponerlos a la misma altura de los antiguos romanos y griegos.

– En poesía priman los sentimientos internos del poeta ante la realidad. Aunque algunos escritores decidieron quedarse tan solo en la forma sin tener en cuenta el fondo, la mayoría se centraron en su mundo interno y en sus sentimientos creando poemas tremendamente intimistas de gran riqueza emocional.

– Gran importancia del lenguaje culto, por la belleza que representa y del ritmo de las palabras, sobre todo de los acentos rítmicos. Todo aquello que enriqueciera y diera lustre a sus textos era bien venido y en este bloque estaba incluido, claro está, un cuidadísimo vocabulario. No dudaron en rescatar palabras y formas en desuso si consideraban que le otorgaba una mejor forma a sus escritos.

Temas recurrentes en el modernismo literario

– El amor. Los sentimientos eran un tema recurrente tal como hemos visto y dentro de estos sentimientos el amor, en su vertiente más erótica y sensual, es incorporado a sus escritos cobrando gran importancia.

– La melancolía. Los temas intimistas siempre están impregnados de este sentimiento de añoranza y pérdida.

– Las religiones. Todas las religiones, tanto las cristianas como las paganas son tratadas en los escritos de los modernistas. Incluso en algunos casos se habla de mitos y de leyendas de una forma en la que las fronteras con el ocultismo se diluyen y se pasa a temas más oscuros y relacionados con la muerte y las ciencias ocultas.

– Se trata el tema de la herencia indígena, pero no como un problema social sino como una reivindicación de la historia del país y como una forma de tratar leyendas populares y de tratar de agrandar el sentimiento nacional. Como contraposición a este orgullo como pueblo nace también un rechazo hacia los Estados Unidos y sus políticas intervencionistas aunque sin realizar auténticas denuncias sociales.

– Todo lo que tenga que ver con la evasión y la fantasía. Todos los temas que nos transporten a mundos imaginarios, mejor si están envueltos en riquezas y lujos, son aptos para el modernismo. Escapar de la realidad cotidiana es una de las máximas de este movimiento que busca en un pasado siempre glorioso y en el mundo de los sueños unos mundos más agradables y bellos que representar.

El modernismo en México

El modernismo en México coincide con el germen de la revolución y su posterior estallido. Desde el punto de vista literario se considera que pasa por tres etapas:

La primera etapa, la de los iniciadores Manuel Gutiérrez Nájera y Salvador Díaz Mirón. Durante esta etapa se trata de dar a conocer el movimiento y crear nuevas formas de expresión
La segunda, llamada de los modernistas plenos, con representantes como: Luis G. Urbina y Amado Nervo. Se conoce también como la generación en el exilio. Es precisamente a raíz de que muchos escritores viajan a Europa que comienzan a adquirir una identidad como escritores hispanoamericanos y comienzan a ver la literatura en español como un todo.
La tercera etapa es la que sigue a la revolución y su mayor representante es  Ramón López Velarde. Durante esta etapa es cuándo el modernismo vive su máximo esplendor.

Principales representantes del modernismo

Rubén Darío

Este poeta nicaragüense es el máximo representante del modernismo. De hecho se considera que fue con la publicación  de su libro de poemas “Azul” que nace realmente este movimiento literario. A pesar de morir joven, con 49 años, debido a su afición al alcohol, Rubén Darío viajó mucho y tuvo una gran influencia en los escritores americanos y españoles de su época.

Sus obra más importantes son “Azul” (1888), Prosas profanas (1896) y “Cantos de vida y Esperanza” (1905)

Veamos un ejemplo de su obra con algún fragmento  de sus poemas más representativos

“Canción de otoño en primavera”

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…

Plural ha sido la celeste
historia de mi corazón.
Era una dulce niña, en este
mundo de duelo y de aflicción.

Miraba como el alba pura;
sonreía como una flor.
Era su cabellera obscura
hecha de noche y de dolor.(…)

Autumnal

En las pálidas tardes
yerran nubes tranquilas
en el azul; en las ardientes manos
se posan las cabezas pensativas.
¡Ah los suspiros! ¡Ah los dulces sueños!
¡Ah las tristezas íntimas!
¡Ah el polvo de oro que en el aire flota,
tras cuyas ondas trémulas se miran
los ojos tiernos y húmedos,
las bocas inundadas de sonrisas,
las crespas cabelleras
y los dedos de rosa que acarician! (…)

Juan Ramón Jiménez

Juan Ramón Jiménez es un escritor de prosa y de poesía español muy difícil de encuadrar en un estilo concreto ya que su pluma fue evolucionando a lo largo de su vida y pasó por diversas etapas y movimientos, pero siempre viéndolos desde una óptica muy personal y rebelde que le llevaron a crear incluso sus propias normas ortográficas.

Durante su primera etapa la influencia del modernismo, sobre todo en su vertiente más intimista y melancólica es más que notable como podemos ver en el fragmento de poema que reproducimos a continuación:

Poema XXX

Llueven estrellas de agua
sobre el jardín amarillo;
las hojas tiemblan la luz
de las lunas de estos siglos.

El cielo azul está negro
de tristezas y de fríos,
las flores son de otros árboles,
los pájaros de otros nidos.

Habrá, bajo un cielo claro,
un mágico paraíso
con flores rosas, con dulces
ruiseñores cristalinos…

La luna rosa está sola
naciendo en un abanico,
entre unos sauces de ensueño,
sobre el remanso de un río.

Manuel Gutiérrez Nájera

Este escritor mexicano destacó no solo como poeta sino también como periodista. Muchas de sus obras fueron publicadas bajo seudónimo, siendo uno de los más conocidos Duque Job. Su labor más importante fue la de estar al frente de la Revista Azul, publicación que se dedicaba en exclusiva a los escritores modernistas y que fue sin duda la mayor difusora del movimiento en México.

Veamos un fragmento de uno de los poemas publicados bajo el nombre de Duque Job

LA DUQUESA JOB

En dulce charla de sobremesa,
mientras devoro fresa tras fresa
y abajo ronca tu perro “Bob”,
te haré el retrato de la duquesa
que adora a veces al duque Job.

No es la condesa de Villasana
caricatura, ni la poblana
de enagua roja, que Prieto amó
No es la criadita de pies nudosos,
ni la que sueña con los gomosos
y con los gallos de Micoló.

Mi duquesita, la que me adora,
no tiene humos de gran señora.
Es la griseta de Paul de Cock.
No baila bostón y desconoce
de las carreras el alto goce,
y los placeres del five o’clock

Otros escritores modernistas destacados: José Martí, José Asunción Silva, Lugones o Nervo.

A menudo sucede que muchos escritores no son modernistas puros, es decir, aunque si tuvieron una época modernista muy importante, no fue ni mucho menos la única de su trayectoria ya que a lo largo de su vida tuvieron contacto con diferentes estilos que les influyeron, pasando por etapas muy distintas.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Modernismo

http://www.monografias.com/trabajos16/modernismo-literario/modernismo-literario.shtml