Cómo Hacer Un Ensayo Crítico

0

El ensayo es un texto argumentativo. En él, se busca establecer una opinión o idea personal respecto de un tema y ofrecer datos o afirmaciones que confirmen la validez de esa idea u opinión.

Así pues, cuando escribes un ensayo, sea de la naturaleza que sea (académico, científico, filosófico, literario o crítico), lo que buscas es ofrecer tu propia perspectiva sobre algo de la realidad y argumentar al respecto para convencer a tus lectores de la validez de lo que dices.

Pues bien, uno de los tipos de ensayo que existen es el ensayo crítico:

Texto argumentativo en el que se presenta una opinión favorable o desfavorable sobre algo luego de analizarlo.

Esto significa que el ensayo crítico es un tipo de ensayo en el que se opina a favor o en contra de un objeto o idea, teniendo como argumentos principales las características o partes de ese objeto (pintura, libro, producto, pieza musical, objeto de diseño etc.) o de esa idea (puede ser idea política, económica, filosófica, literaria o científica).

Por ejemplo, si se quiere realizar un ensayo crítico en torno al Guernica de Pablo Picasso, que se encuentra en el Museo Reina Sofia de Madrid, la fuente principal de los argumentos será la pintura misma.

Para poder realizar un ensayo crítico es necesario seguir ciertos pasos previos.

5 pasos a seguir antes de escribir tu ensayo crítico 

Un buen ensayo crítico es resultado de una mente con capacidad analítica y de disciplina para la reflexión y el ordenamiento de las ideas; todo esto, sumado a la destreza verbal para presentarlas de forma convincente.

Cualquier texto, de cualquier tipo, requiere de trabajo previo, es decir, los textos escritos son el resultado de procesos de reflexión, de investigación, de análisis y, por supuesto, de planeación previa a su escritura.

Los pasos a seguir antes de escribir tu ensayo crítico son los siguientes:

  • Comencemos con lo obvio. Identifica o elige el libro, la obra artística, producto o idea sobre la cual tratará tu ensayo crítico.
  • Haz una lectura completa, una observación detallada o un análisis cuidadoso del objeto de tu crítica. Para poder criticar algo debes conocerlo bien.
  • Identifica los elementos sobre los que concentrarás tu crítica y que desarrollarás en tu ensayo. Para ello, haz notas al respecto, ordenadas de acuerdo a criterios establecidos por ti mismo como importantes respecto de la obra o idea.
  • Busca opiniones hechas por profesionales respecto de tu objeto de crítica. SI tu opinión es igual a la de alguien más, puedes mencionarlo y señalar tus razones, si es distinta, también puedes mencionarlo y argumentar por qué.
  • Realiza un plan de escritura en el que señales el orden en que van a aparecer los argumentos e ideas, de acuerdo con el modelo general de escritura de un ensayo crítico que te presento a continuación.

Las partes del ensayo crítico

Desde hace siglos, muchos siglos, la estructura básica de un texto sigue siendo prácticamente la misma. Aristóteles en su Poética lo establecería para quedar fijo hasta ahora. El ensayo crítico no es, pues, la excepción.

Introducción 

En esta parte debes presentar el tema sobre el que vas a presentar tu opinión crítica.

Es importante que en ella quede claro qué obra, qué texto o qué idea es tu objeto de crítica y, además, que plantees con mucha claridad tu opinión o postura sobre ella.

Por otro lado, una recomendación interesante es que comiences el texto con una pregunta abierta y polémica que de pie a la presentación de tu tema y opinión, de modo que con ella abras al mismo tiempo la discusión con tus lectores posibles. Por ejemplo:

¿Es verdaderamente el Guernica de Picasso una obra fundamental del arte del siglo XX?

Para muchos autores no se puede comprender la historia del arte del siglo pasado sin esta obra en la que el autor revela lo descarnado de la Guerra Civil española y el sufrimiento de los habitantes de aquel pequeño pueblo vasco.

Más allá de su valor documental, creo que su calidad se encuentra en el dramatismo delirante y en las dimensiones de la obra, pues cualquiera que se encuentre de pie frente a ella se enfrenta a lo más hondo del dolor humano, por lo que sí, es una pieza fundamental por varias razones de índole artístico e histórico.

En este ejemplo, tanto el tema como la opinión crítica aparecen claramente establecidas a manera de pregunta y respuesta. No es la única manera, pero es una opción que puede seguirse con buenos resultados.

Por otro lado, si tu ensayo crítico será extenso, es recomendable que al final de tu introducción señales los apartados posteriores de tu ensayo y aquello de lo que, a grosso modo, habrán de tratar, por ejemplo:

Aquí trataré de abordar tres aspectos fundamentales que permiten sostener la idea central que expongo respecto de esta obra del pintor cubista.

En la primera presentaré los dichos de dos especialistas en arte del siglo XX respecto de la obra; después presentaré mis apreciaciones en relación a los atributos artísticos y documentales de la obra y, por último señalaré las razones por las que considero que su dimensión es un aspecto importante en relación con su calidad.

Desarrollo  

Esta es la parte más importante del ensayo crítico, por tanto, debe de ocupar la mayor parte del mismo.

En esta parte debes presentar los argumentos (ideas, datos, afirmaciones) que sirvan para comprobar la validez de tu opinión crítica respecto del tema u obra de la que has decidido hablar.

Un argumento debe, siempre, servir para sustentar tu opinión, por ejemplo el siguiente, respecto del tema sugerido antes:

El arte realista, ese que retrata las cosas como nuestra vista puede observarlas. no es el medio adecuado para reflejar el terror del bombardeo de Gernika (su nombre en euskera), por esto es que Pablo Picasso habrá de hacerlo siguiendo los patrones estéticos del cubismo.

Así, la visión fragmentaria, junto con los rostros desencajados de personas y animales y los miembros desprendidos de los cuerpos, junto a los tonos grises y la evidente alusión a La piedad de Miguel Ángel, se convierten en el medio más adecuado y elocuente de la terrible experiencia de esos cerca de 130 muertos que, junto a muchos otros en otros lugares de España, tuvieron como última visión la de sus verdugos y la violencia de sus armas.

Si el ensayo es breve, basta con que presentes los argumentos ordenados en párrafos, en los que presentes  los argumentos; pero si es extenso, es recomendable que lo organices por apartados en lo que presentes los argumentos por bloques de acuerdo a su tipo, origen o finalidad.

Conclusión: 

Esta es la última parte de tu ensayo crítico y, como en todo ensayo, es el momento de realizar una recapitulación o síntesis en la que te asegures de mostrar a tus lectores de qué manera tus argumentos te han permitido comprobar que tu opinión crítica, sea positiva o negativa, es valida respecto del tema del que trata el ensayo.

Sobre todo, si tu ensayo fue extenso, puede suceder que el lector pierda el hilo de la relación entre tus diversos argumentos, ejemplos o reflexiones y tu hipótesis u opinión, por ello, es importante que tu conclusión los integre de manera efectiva.

Características formales

  • Es un texto de carácter subjetivo, lo que no significa que arbitrario o mal argumentado. Por tanto, debe tener una cantidad adecuada de argumentos perfectamente ordenados y relacionados.

 

  • Se debe escribir en primera persona, debido a su naturaleza de texto subjetivo.

 

  • Como en todo texto hecho con honestidad, las citas se escriben entre comillas, para señalar que son de la autoría de otra persona. Si no son citas textuales, sino paráfrasis,  (la idea es tomada de alguien más) debes señalar de quién y de dónde la tomas, de acuerdo con los criterios establecidos por algún modelo de citación como APA o MLA.

 

  • Es recomendable que comiences los párrafos con una frase u oración temática. Esto quiere decir que la primer afirmación del párrafo sirva de síntesis de todo lo que se dirá en adelante en el mismo; todo con el fin de permitir una lectura más clara de tu ensayo, pues así tu lector podrá identificar y seguir tus ideas con mayor facilidad.

 

  • El título y los subtítulos deben tener una marca tipográfica característica que los diferencie del resto del texto y que debes decidir tú o adecuarte a los requerimientos de estilo de la revista donde vayas a publicarlo o del profesor que lo solicite: puede ser en negritas, versalitas o centrado.

Éxito.