Cómo hacer una crónica histórica

0

¿Qué es una crónica histórica?

Es la narración ordenada temporalmente de los hechos acontecidos durante un periodo histórico en un lugar concreto, ya sea el planeta, un país o una ciudad determinada. También se puede hacer una crónica de una época histórica, un movimiento artístico o una generación literaria, por ejemplo. Por último, es posible una crónica sobre un acontecimiento determinado, similar a una crónica periodística, pero orientada a describir un hecho histórico y no una noticia.

Las primeras crónicas, conocidas también como cronicón, datan de los primeros años de nuestra era y fueron escritas en latín duránte el antiguo Imperio Romano. Las primeras que aparecen en lengua española son las que mandó escribir el rey Alfonso X El Sabio en el 1541, dónde se recogía la historia de España hasta ese momento.

22730193_5926770

Cómo hacer una crónica histórica

Cómo hacer una crónica histórica comienza con determinar bien el periodo y el espacio que queremos comprender. Por ejemplo, si queremos hacer una crónica de nuestro pueblo podemos comenzar desde los primeros tiempos o simplemente hacerla sobre una época determinada: “Crónica del siglo XX en Buenavista”. O “Crónica de Buenavista desde 1895 a nuestros días”. En este segundo ejemplo pondríamos como punto de partida el supuesto año de fundación de la ciudad ficticia.

Cuándo pensamos en cómo hacer una crónica histórica debemos de tener en cuenta los siguientes puntos:

La información debe de estar ordenada cronológicamente y estar bien detallada. Las crónicas suelen ser muy minuciosas aunque excepcionalmente, como trabajo de clase, se puede realizar una más resumida.

El lenguaje será claro, aunque se puede narrar de forma literaria. A gusto del autor puede ser una narración sencilla o puede adornarse con figuras literarias y adjetivos que realcen los puntos más importantes de la misma.

Se puede realizar de forma aséptica, narrando los hechos sin entrar en más valoraciones ni en sus aspectos polémicos o se pueden aportar diferentes puntos de vista sobre un mismo hecho. Por ejemplo, podemos decir: “En el año 1916 fue elegido alcalde el señor Martín Rodrigo que gobernó la ciudad hasta el año 1925” o podemos decir “En el año 1916 fue nombrado alcalde Martín Rodrigo. Sus partidarios hablaron de un intento de deslegitimación por parte de la oposición (se narra esa versión). La oposición siempre defendió el fraude electoral (se narra esa versión)”

Tipos de crónica histórica

Las más comunes son las que nos narran los acontecimientos históricos propiamente dichos, que es la que hasta ahora hemos visto y ya hemos definido en el punto anterior. Pero no es el único tipo de crónica histórica que podemos encontrar.

A la hora de cómo hacer una crónica histórica cabe destacar las crónicas épicas, que son narraciones de guerras o  batallas. En la Edad Media fueron muy populares los poemas épicos, que eran obras en verso que trataban de los mismos temas de las crónicas épicas, pero siempre orientadas a defender unos valores propios de los héroes y personajes a admirar. Estaban inspiradas en los poemas épicos latinos y griegos, de los que son muy conocidos “La Iliada” y “La Odisea”.

La diferencia entre estas épicas y la crónica histórica propiamente dicha es que en la crónica se hace referencia a hechos reales mientras que en la épica la ficción y realidad van de la mano y los hombres y los dioses mitológicos se entremezclan compartiendo incluso acontecimientos históricos reales. El equivalente a estas épicas en prosa serían las llamadas sagas.

Ejemplos de cómo hacer una crónica histórica

Sería imposible, por la magnitud del trabajo, realizar un ejemplo de crónica histórica, pero les remito a los enlaces que adjunto dónde se pueden  descargar libros de crónicas históricas de forma gratuita y totalmente legal, por no tener derechos de autor debido a su antigüedad.

 

http://es.wikisource.org/w/index.php?search=cronica&button=&title=Especial%3ABuscar

http://es.wikipedia.org/wiki/Cr%C3%B3nica#Rese.C3.B1a_de_la_cr.C3.B3nica_hist.C3.B3rica