Dos ensayos sobre el uso de uniforme escolar en la secundaria.

1

Ensayo a favor del uso de uniforme escolar en la secundaria

El uniforme escolar es una prenda que puede resultar controvertida y motivo de polémica entre estudiantes y familias. Ha sido motivo de halagos y críticas y a continuación voy a exponer por qué creo que es una buena idea implantarlo.

En muchos centros escolares en los que no hay un uniforme escolar han tenido que implantarse normas sobre el vestuario debido a la inapropiada forma de vestir de algunos jóvenes. Algunas modas como las de llevar la ropa interior a la vista o cubrirse la cabeza con capuchas han creado problemas ente la dirección de los centros y algunos alumnos incapaces de diferenciar entre la ropa adecuada para acudir a clase y la que pueden ponerse para salir con los amigos. Del mismo modo que para algunos trabajos hay que vestir una ropa determinada, enseñarles que para ir a clase también deben de vestir de uniforme es una forma de hacerles diferenciar lo que es su vida personal de lo que es su vida profesional o, en este caso, su actividad académica.

ID-100107909

Por otro lado la ropa puede ser causa de que algunos chicos se sientan discriminados por no poder adquirir prendas de marcas caras que si llevan otros compañeros. Esto crea una cierta discriminación entre los que si las llevan y los que no y es motivo de diferencias. Con el uso de un uniforme escolar estas diferencias no serían tan notorias ya que todos vestirían igual paliando las diferencias económicas entre ellos. Además supone un ahorro en ropa para las familias.

En definitiva, el uniforme escolar ayuda a respetar las normas de decoro en el vestir y hace que las diferencias entre alumnos no sean tan notorias, por lo que me parece una gran idea.

Ensayo en contra del uso de uniforme escolar en la secundaria

La adolescencia es una etapa difícil para todos los jóvenes que deben empezar a asumir responsabilidades y un montón de normas sociales. El uso de uniforme puede ser algo innecesario que ayude a que se sientan aún más presionados.

Durante la etapa de la secundaria los estudiantes están en un momento clave en la formación de su personalidad. Deben de aprender a acatar normas, pero también a desarrollase como personas, experimentar y descubrirse a si mismo. Imponerles un uniforme coarta una de las principales formas de expresión de los adolescentes, su forma de vestir. Obligarles a vestir un uniforme puede ser entendido por ellos como una forma de represión y un intento de unificación, de que todos sean iguales.

ID-10095650

Los uniformes escolares normalmente están constituidos por un pantalón para los chicos y una falda para las chicas, a las que no se les permite el uso de pantalones. Esto puede ser entendido como una forma de discriminación hacia la mujer que tendrá que usar una prenda que no es agradable para todas las chicas que pueden preferir la comodidad de unos pantalones. Sobre todo si la muchacha tiene sobrepeso y se ve obligada a vestir una falda plisada que no le favorecerá en lo más mínimo y que puede contribuir a que surjan complejos debidos a la inseguridad. En el caso de los chicos el problema surge cuando se les obliga a llevar pantalón corto hasta cierta edad.

Si queremos educar a los jóvenes para que tengan sus propios valores y un correcto desarrollo de su personalidad debemos permitirles que vistan según sus gustos, dentro de unas reglas de decoro pero dando rienda suelta a su individualidad. Tratar de imponer una forma de vestir solo puede generar mayor rebeldía y es una forma anticuada de represión.