Técnicas de lectura rápida

0

Principales técnicas de lectura rápida.

Hemos visto la importancia de las técnicas de lectura rápida y consejos para lograr velocidad en la lectura en el artículo que puede encontrar aquí.

Ahora vamos a profundizar en las diferentes técnicas que existen de lectura rápida. Le recomiendo que las ensaye a menudo pues notará lo beneficiosas que pueden ser para sus estudios. Se trata de las técnicas más importantes para utilizar  en la lectura rápida. Son los primeros ejercicios que usted tendrá que realizar para comenzar a acostumbrarse a leer de una forma mucho más veloz y con los que podrá ir avanzando hasta lograr objetivos cada vez más ambiciosos.

Técnicas de lectura rápida: Seguir el lápiz

Una de las cosas que más ralentizan la lectura rápida son las regresiones, es decir, volver atrás una y otra vez bien sea porque no hemos entendido alguna palabra o porque perdemos el hilo y retrocedemos para reenganchar.

Al utilizar un lápiz o un dedo a modo de puntero para señalar lo que debemos de leer impedimos esas regresiones y además nos obligamos a seguir un ritmo concreto. Así mismo también obligamos al ojo a enfocar de una manera definida y poco a poco vamos abarcando más espacio con la mirada.

Ejercicios para perfeccionar esta técnica:

Primer paso: iniciándose en la lectura con guía.

Se debe de tomar un texto y comenzar a señalar con un lápiz o un dedo. Debemos de intentar ir lo más rápido posible, leyendo cada una de las palabras pero sin importar si entendemos o no lo que estamos leyendo. Poco a poco nos daremos cuenta de que cada vez nos es más sencillo entender el texto. Cada vez que acabemos una línea trazaremos una diagonal desde la última palabra del texto hasta la primera palabra de la línea siguiente. Puede usar listas de palabras y luego escribir todas las que recuerde. Si lleva un control verá como día a día es capaz de leer y recordar más palabras.

Segundo paso: Aumentando la velocidad mediante el movimiento diagonal.

En el ejercicio anterior vimos como para cambiar de una línea a otra trazábamos una diagonal. Se trata de hacer lo mismo pero saltándonos un renglón en medio. Se trata de intentar abarcar parte de la información de este renglón con la visión periférica. En un principio usted se sentirá incómodo y lo más natural es que no entienda nada de lo que lee. No se preocupe, igual que en el ejercicio uno usted finalmente logró leer mucho más rápido, al realizar este ejercicio verá como es capaz de entender cada vez más.

Tercer paso: Perfeccionándonos con la técnica en S

Lectur5

Una variedad avanzada  de esta técnica de lectura con guía está en la lectura en S. El texto se señala como siempre con el dedo o el lápiz pero este se mueve en forma de S, saltándose dos renglones al menos en cada cambio. Esta técnica, al igual que sucede con el cuarto paso, supone una velocidad de lectura que hace que no sea ya adecuada para captar las ideas de un texto, siendo más indicada puándolo que queremos es repasar un texto o buscar un párrafo o información determinados sin interesarnos el resto de lo que podamos ver en la página.

Cuarto paso: Expertos en lectura rápida

Una manera de poner a prueba si ya estamos preparados para la lectura rápida es dar el cuarto paso dejando a un lado la guía que hemos usado y dejando que la visto se mueva de forma casi caótica por el texto, a toda velocidad deteniéndonos tan solo ante la información que queremos localizar.

Técnicas de lectura rápida: Agrupamientos de palabras

Agrupando-palabras12

Otra de las técnicas más habituales para lectura rápida es la de agrupar palabras mentalmente. La técnica consiste en leer las palabras por bloques y no de forma individual. En la ilustración puede ver un ejemplo de como leeríamos un texto si lo hiciésemos palabra por palabra y como tendríamos que realizar dicha lectura en bloque.

Como todas las técnicas, al principio resulta algo costoso  comprender un texto al leerlo de este modo. Se debe de fijar la vista más o menos en el centro del bloque y potenciar la visión periférica para captar el resto de la información que lo rodea.

 Técnicas de lectura rápida: Búsqueda de datos concretos mediante scanning.

El scanning es una de las técnicas de lectura rápida más útiles a la hora de buscar datos concretos en un texto amplio. Imagínese que usted debe de encontrar el nombre de una persona en un listín telefónico. Memoriza los datos que tiene y pasa muy rápido la vista por todo el texto hasta que reconoce el apellido o el nombre de pila que esté buscando y se detiene entonces para buscar con calma la información que precisa.

Otro ejemplo de gran utilidad de esta técnica es cuándo en un tema amplio del libro de texto debe de buscar algo en concreto. Imagine que quiere leer sobre el corazón pero es un libro que trata sobre todo el cuerpo humano. Con la tecnica de scanning usted aprenderá a pasar la vista muy rápido por las hojas del libro hasta que detecte “corazón” y se detenga.

Ensaye a menudo, quizás la principio deba de repetir varias veces el escaneado de la página o páginas hasta encontrar justo lo que necesita, pero le sorprenderá que cuándo tenga práctica podrá detectar muy rápidamente la información que necesita ahorrando mucho tiempo y esfuerzo.

 

Técnicas de lectura rápida: Captar la idea central mediante la selección

Esta técnica de lectura rápida nos permite extraer la idea principal de un texto amplio. Se utiliza mucho cuándo se lee prensa o revistas. Consiste en leer aquella parte más destacada del texto. En el caso de prensa los titulares, las palabras en negrita o los subtitulos destacados.

De esta forma nos hacemos una idea general del texto y de qué nos podemos encontrar en el mismo. Se trata de una técnica que muchos usamos de forma inconsciente y que nos puede dar una idea de lo importante que puede ser el subrayar correctamente nuestros apuntes. Resaltar justo aquello más importante nos ayudará a que la vista se detenga en esa información y nos quedemos con las ideas del texto que consideramos más esenciales.

Como ejercicio he subrayado este apartado para que usted pueda ver como se haría con otros textos. Leyendo lo subrayado usted debería de poder entender lo esencial de lo aquí expresado.

 Técnicas de lectura rápida: Los software sucesores del Vortex

El Vortex fue el primer intento de aplicar las nuevas tecnologías a la lectura rápida. Se trata de un software muy básico pero que en su momento fue totalmente revolucionario que pretendía ayudar a los estudiantes a lograr mayor velocidad en la lectura mediante ejercicios que se podian realizar interactuando con la pantalla.

Actualmente existen muchos programas de este tipo, bastante más evolucionados, que mediante juegos y ejercicios proporcionan herramientas para desarrollar una velocidad de lectura mucho mayor. Agil Read o Read 21 son dos de los ejemplos más conocidos de programas decargables de este tipo. El inconveniente es que estos programas tienen una versión de prueba gratuita, pero para ser realizados en su totalidad es necesario abonar una cantidad. En este enlace http://www.disanedu.com/index.php/velocidad-lectora usted puede realizar un curso gratuito muy completo, con material descargable y realizado por expertos educadores.

 

 

 

http://www.escuelaenlanube.com/Materiales/Velocidad%20lectora.pdf

http://es.wikipedia.org/wiki/Lectura_r%C3%A1pida