Resumen de “El Principito”

0

Resumen de “El Principito”: Ficha del libro

Autor: Antoine de Saint-Exupéry

Año de su publicación: 1943

Idioma original: Francés (aunque se publicó a la vez en inglés)

Título original: Le Petit Prince

descarga (2)

Resumen de “El Principito”: El autor

Antoine de Saint-Exupéry nació en el 1900 en el seno de una familia de buena posición de Lyon.  Durante su corta vida se dedicó a la literatura, al periodismo y fue también piloto tanto a nivel militar como civil.

Como piloto sufrió un accidente que lo hizo caer en el desierto del Sahara, tal como le ocurre al piloto de  la obra “El Principito”. También participó en la Segunda Guerra Mundial, en el bando aliado. Durante una incursión aérea su avión fue derribado y falleció a los 44 años de edad.

Entre sus obras, además de “El Principito”, destacan “Tierra de hombres”, “Carta a un rehén” y “Ciudadela”.

Resumen de “El Principito”: Argumento

El libro nos cuenta la historia de un piloto cuyo avión sufre un accidente y cae en el desierto del Sahara totalmente solo ya que carecía de compañero. Allí se encuentra a un niño muy peculiar que dice venir de otro planeta y haber visitado otros mundos.

A lo largo de los diferentes capítulos del libro, el Principito le cuenta al aviador el terrible problema al que se enfrenta su planeta, ya que en él crecen unos árboles llamados Baobabs, que si no eran arrancados cuando apenas eran unos brotes amenazaban con colapsar su planeta. También le cuenta historias de todos los planetas por  los que ha pasado antes de llegar a la tierra.

La forma de ver la vida del piloto y la del Principito chocan frontalmente. Uno es un adulto curtido al que le cuesta ver las cosas desde diferentes puntos de vista y que se centra en los problemas y en las preocupaciones  y  el otro es un niño inocente que ve este mundo como algo mucho más sencillo y hermoso. Ambos, en sus conversaciones, aprenden el uno del otro hasta llegar a construir una fuerte amistad.

Resumen de “El Principito”: Ensayo sobre la novela

El principito se ha vendido desde siempre como una novela para niños, un cuento infantil sin más, pero lo cierto es que hay mucha simbología en el interior de sus páginas. Es bueno que un niño lea la obra y saque sus conclusiones, pero es mejor todavía si este niño vuelve a leerla de adulto y comprende entonces el significado auténtico de la historia. Se trata, a mi modo de ver de una reflexión sobre valores y sobre la condición humana que elevarían este libro a la categoría de obra filosófica.

Son muchas las simbologías ocultas en este libro que nos hablan sobre los diferentes valores. Por ejemplo, los Baobabs y la forma en que deben de arrancarse a diario para evitar el colapso nos habla sobre la pereza y el valor de la constancia. También sobre lo importante que es corregir un error a tiempo para que este no crezca y acabe siendo mucho más destructivo y negativo.

Otro ejemplo muy famoso de simbología en esta novela es la de la rosa. El Principito tenía una rosa que cuidaba y a la que quería. Pero esta rosa le parecía demasiado exigente y que requería muchos cuidados, por lo que la deja. Pero reconoce que la echa de menos. Más tarde, descubre que en la tierra hay muchas rosas, pero aunque por fuera todas son similares a la suya, en el interior no es así, la suya es especial y única. Esta rosa simboliza a la persona amada, que a veces puede pedirnos sacrificios y entrega pero que merece la pena, porque es quién nos hace felices. Además, también nos dice que lo importante es el interior de cada uno, ya que eso es lo que nos hace únicos y especiales. Al igual que ocurre con las rosas, hay muchas personas en el mundo pero nos enamoramos de una porque la conocemos, porque descubrimos su interior y eso es lo que la diferencia del resto.

Las personas que El Principito conoce en los planetas que visita antes de su llegada a la tierra también tienen diferentes significados, aunque no todo el mundo está de acuerdo en cada uno de ellos. En uno de los planetas conoce a un rey absoluto, pero que no tiene nadie a quién ordenar ya que no hay súbditos en ese planeta. Sin embargo, tiene claro que hay que saber las órdenes que dar y no esperar de las personas algo contrario a su naturaleza o a sus cualidades (“Sólo hay que pedir a cada uno, lo que cada uno puede dar -continuó el rey. La autoridad se apoya antes que nada en la razón. Si ordenas a tu pueblo que se tire al mar, el pueblo hará la revolución. Yo tengo derecho a exigir obediencia, porque mis órdenes son razonables.”)

El zorro es uno de los personajes más importantes de la obra, ya que enseña al Principito el valor de la amistad, la importancia que esta tiene y también las obligaciones que entraña. El zorro le dice al Principito “Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…”

Aunque existen muchas más simbologías, creo que con estas he defendido mi argumento de que “El Principito” es una obra profunda con valor filosófico. Invito a todo el mundo a leerlo para que saque sus propias conclusiones sobre esta novela.