Dioses griegos

0

Dioses griegos

Los dioses griegos son el conjunto de divinidades que la antigua cultura helena poseía y cuyas leyendas han llegado hasta nuestros días. Desde el principio de los tiempos, los hombres trataron de explicar el mundo que les rodeaba. A todo aquello a lo que no le encontraban una respuesta en la ciencia o en el conocimiento que poseían hasta ese momento, le daban una atribución divina. De esta manera, nacen las diferentes mitologías, que son el conjunto de todos los dioses y sus leyendas.

Contrariamente a lo que se cree, no hay una mitología griega única, sino que la historia varía según el escritor que la haya recopilado, que la puede adornar de un modo u otro. Por eso, es posible que se conozcan variaciones según lo que se va a exponer aquí, pero eso no quiere decir que en ninguno de los casos tenga por qué haber incorrecciones, sino diferentes versiones de una historia que al ser fruto de la imaginación, se modificó a voluntad ya en sus tiempos.  Con esta versión se pretende una introducción a un mundo complejo y muy amplio que sin duda fascinará a mucha gente.

Los escritores que se encargaron de realizar las genealogías de los dioses fueron considerados en muchos casos semidioses o héroes.

dioses giegos

Dioses griegos: El principio de los tiempos

En la mitología griega, todo surge del Caos. Caos era lo que existía antes del mundo tal y como se conoce actualmente, el Cosmo, el infinito del que surge todo lo demás. Según algunos estudiosos, Caos no era en sí mismo una figura, sino un estado del que de modo espontáneo nace todo. Otros creen que Caos si era un ente legendario y que junto a Oscuridad dieron a luz a los primeros elementos de la naturaleza.

Dioses griegos: Los primigenios o primordiales

Los dioses primordiales son los que proceden directamente de Caos según algunas leyendas o han surgido a la vez que este, considerando a Caos otro dios primigenio, tal como sucede en “La Iliada”, por ejemplo. Ellos representan los elementos originales del mundo tal y como lo conocemos y son los que, según las leyendas, lo crearon. Gea, Tártaro y Eros serían junto a Caos los primeros de todos ellos. Gea es la tierra, la madre original; Tártaro es el abismo, una especie de cárcel o de infierno; Eros es la belleza, la atracción sexual, el deseo y por tanto la reproducción y la supervivencia.

De Caos, sin contacto carnal, surgen Érebo, la oscuridad y Nix, la noche. Gea, por su parte, engendra a Urano, el cielo; Ourea, las montañas y Pontos, el mar.

De esta línea primordial surgen el resto de las deidades principales, con dos ramas muy importantes: una, la descendencia de Nix, que concibe junto con Érebo y en solitario todo lo negativo del mundo, como a Ker, la perdición o Thanatos, la muerte. Otra, la de los descendientes de Gea, que se une a Urano y a Pontos para crear a las Ninfas, las Erinias o las Melíades.

Dioses griegos: los titanes

Los titanes eran más poderosos que los dioses olímpicos, eran descendientes de Gea y Urano (la tierra y el cielo) y fueron doce con ambos sexos: titanes (masculinos)  y titánides (femeninas):

Titanes:

  • Océano: era el río que circundaba el mundo.
  • Ceo; la inteligencia.
  • Crío; dios de los rebaños y las manadas
  • Hiperión: el fuego astral.
  • Jápeto: esposo de la oceánide Clímene y padre de Prometeo, ancestro de la raza humana.
  • Crono, el más joven, que destronó a Urano y fue rey de los dioses.

Titánides:

  • Febe: conocida por su corona de oro.
  • Mnemósine: diosa de la memoria y madre de las Musas con Zeus.
  • Rea: reina de los dioses con Crono.
  • Temis: encarnación del orden divino, las leyes y las costumbres
  • Tetis: diosa del mar.
  • Tea: diosa de la vista.

De la unión de Cronos y Rea surgen los dioses del Olimpio. Jápeto es el padre de Prometeo, el cual es a su vez el progenitor de Deucalión (su historia es muy similar al Noé bíblico) el cual junto con Pirra crea a los hombres a partir de piedras.

Dioses griegos: Olimpo

Los dioses griegos del Olimpo alcanzaron su poder tras rebelarse contra los Titanes dando lugar a una de las guerras mitológicas sobre las que más se ha escrito.  Tras ganar la batalla y conseguir el poder, se establecen en Olimpo, el monte más alto de Grecia y son presididos por Zeus. Los dioses del Olimpo varían a lo largo de la historia, pero siempre son doce, un número que como hemos visto es muy especial en las leyendas griegas y también en otras culturas.  En determinados momentos, el culto a un dios desaparecía y era sustituido por otro diferente, que podía a su vez desaparecer también y para volver el que había gobernado en el pasado.

Se cree que los doce dioses originales pudieron ser Zeus (dios de dioses, rey del Olimpo, dios del trueno…), Hera (diosa de dioses, del matrimonio y de la familia, reina del Olimpo), Poseidón (dios de los mares, los terremotos y los caballos), Hermes (su misión más conocida era la de ser mensajero de los dioses), Ares (dios de la guerra y de la violencia), Hefesto (dios del fuego y de la forja), Apolo (dios de la luz, el conocimiento, la poesía…), Deméter (diosa de la fertilidad y de la naturaleza), Atenea (diosa de la sabiduría, de la artesanía y la guerra entre otros), Afrodita (diosa del amor, del deseo y de la belleza), Artemisa (diosa de la caza, del parto, de la virginidad…) y Dioniso (dios del vino, las celebraciones y el éxtasis).

Estos dioses tuvieron hijos entre ellos, que eran considerados dioses de menor categoría, muchos de estos dioses se alternaron en importancia ocupando en ocasiones el puesto de doce del Olimpo. También, muy a menudo, los dioses tuvieron descendencia con humanos. A estos últimos se les conoce como semidioses o como Héroes.  Estos semidioses eran mortales y vivían entre los humanos, aunque hubo una excepción, Heracles, que fue aceptado entre los dioses griegos del Olimpo a pesar de ser medio humano.

images (2)

Dioses griegos y mitología romana

Los dioses griegos y su culto se remontan al siglo VI a.C. y se cree que comenzó en la ciudad de Atenas. Tras la caída de Grecia como gran cultura y el auge del Imperio griego, estos sustituyeron a los dioses griegos por una versión propia. Curiosamente, los romanos no crearon su propia mitología, se limitaron a realizar una versión de la que ya habían hecho los griegos, cambiando los nombres de los dioses y variando ligeramente sus leyendas para que se adaptaran mejor a los objetivos que poseían.

De esta manera, Zeus pasó a ser conocido como Júpiter y Hera como Juno; Poseidón se convirtió en Neptuno y Dionisio pasó a ser Baco; Atenea fue sustituida por Minerva, Artemisa por Diana y Hermes por Mercurio. Ares pasó a ser Marte, Afrodita despareció para renacer como Venus y Hefesto como Vulcano. El culto a Deméter se trasladó a la diosa Ceres y solo Apolo mantuvo su nombre en algunas zonas, aunque en otras fue conocido como Febo.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Dioses_ol%C3%ADmpicos

http://es.wikipedia.org/wiki/Eros

http://es.wikipedia.org/wiki/Caos_(mitolog%C3%ADa)