Interruptor diferencial

0

Interruptor diferencial

Sería imposible imaginar la vida a día de hoy sin la electricidad. En las empresas y en los hogares, esta está presente y nos otorga una gran serie de ventajas ya que hace posible que dispongamos de luz artificial y que podamos manejar todo tipo de aparatos que se alimentan con la electricidad. Sin embargo, la electricidad  es una energía muy poderosa y como tal tiene también sus riesgos. La corriente eléctrica sin controlar puede causar cortocircuitos, incendios y la electrocución de las personas y animales que se expongan a la misma. Para evitar este tipo de accidentes se instalan una serie de medidas de seguridad entre las que está el interruptor diferencia.

El interruptor diferencial está situado en el cuadro eléctrico general. En una vivienda convencional encontramos tres tipos de interruptores, el diferencial, el de control de potencia y los magnetotérmicos.

¿Cómo funciona un interruptor diferencial?

En la instalación eléctrica de un hogar en interruptor diferencial mide la cantidad de energía que entra y también la que sale. Cuándo la diferencia (de ahí su nombre) entre una y otra supera una cifra que se marca la sensibilidad del interruptor diferencial y que está previamente calibrada, se corta el suministro de energía para evitar que se produzcan cualquier tipo de problema.  En la práctica, esto es lo que ocurre cuando el interruptor diferencial “salta”, y se corta la luz en el hogar. Cuando intentamos devolverlo a su posición, este interruptor puede mostrar resistencia y esto es un síntoma de que hay algún problema. En la mayoría de los casos lo que suele ocurrir es que hemos conectado demasiados aparatos a la vez y el requerimiento de consumo es más elevado de lo que puede facilitar la instalación. Con desenchufar alguno de los aparatos ya es posible volver a elevar el interruptor diferencial y continuar con la actividad.

CDA240S

¿Qué sensibilidad tiene un interruptor diferencial?

El interruptor general diferencial se considera un dispositivo amperométrico, ya que mide el amperaje de entrada y de salida de la corriente del hogar. Hay varios tipos de interruptores según su grado de sensibilidad: los de muy alta sensibilidad: 10 mA; los de alta sensibilidad: 30 mA; los de sensibilidad normal: 100 y 300 mA y por último los interruptores de baja sensibilidad: 0.5 y 1 A.

En los hogares se utilizan interruptores diferenciales de alta o muy alta sensibilidad, conforme a la ley de cada país.

Tipos de interruptores diferenciales

Hemos visto los tipos de interruptores diferenciales según su sensibilidad, pero también se pueden clasificar en base a otros factores, como la forma de onda de las corrientes de fuga a tierra a la cual son sensibles.  En este caso se pueden clasificar como de clase AC, que es la estándar. Los interruptores diferenciales de esta  clase son aptos para todos los sistemas donde se prevén corrientes de defecto a tierra senoidales. Asegura la desconexión ante una corriente diferencial  alterna senoidal aplicada de una manera brusca o con un valor creciente.  Por otro lado tenemos los de clase A, que permiten detectar corrientes de fuga alternas o pulsantes con o sin componente continua y aplicadas bruscamente o de valor creciente. Este tipo de diferenciales de esta clase son especialmente aptos para proteger equipos con componentes electrónicos alimentados directamente por la red eléctrica sin conexión de transformadores. Por último tenemos los interruptores de clase B, aptos para lo mismo que los del grupo A pero también para corrientes continuas alisadas.

Información de los interruptores diferenciales

Cuándo observamos un interruptor diferencial  en el mismo nos viene la información relativa al amperaje, al número de polos, y a su sensibilidad, por ejemplo, un interruptor diferencial 16A-IV-30mA es un interruptor de 16 amperes (o amperios, ya que ambas formas son correctas) de cuatro polos y con una sensibilidad de 30 mA, o sea, sensibilidad alta.Pueden figurar otro tipo de informaciones a mayores.