Técnicas de estudio

1

La importancia de las técnicas de estudio

Estudiar es la principal obligación de todos nosotros a lo largo de nuestras primeras etapas de la vida. Con el estudio nos formamos, esto es, adquirimos los conocimientos necesarios para defendernos en la vida y aportar a la sociedad nuestro trabajo y contribución.

Es pues una etapa con una gran importancia ya que estaremos poniendo los cimientos sobre los que construiremos gran parte de nuestra vida. De nuestra educación dependerá la comprensión que tengamos sobre el mundo en el que vivimos y gran parte de nuestra formación cultural y ética. También encaminaremos nuestros pasos hacia la futura vida labora.

Sabiendo todo esto entenderán lo preocupante que resulta el descubrir que la mayor parte de los jóvenes no obtienen los resultados esperados en sus estudios debido a que no tiene buenas técnicas de estudio.

importancia técnicas de estudio

Objetivos de las técnicas de estudio

Mediante el uso de las mejores técnicas de estudio aspiramos a conseguir los siguientes objetivos:

– Mejor comprensión lectora. Es importante comprender lo que se está leyendo, no vale de nada leer un texto una y otra vez hasta memorizarlo si no podemos entender su significado.

– Rapidez de lectura. Leer rápido es fundamental para un estudio eficiente. Si perdemos demasiado tiempo debido a la vocalización de las palabras o porque no controlamos las técnicas de lectura rápida el tiempo que tenemos para el estudio no se aprovechará convenientemente.

– Una buena técnica de elaboración de resúmenes y esquemas. Para esto es fundamental ser capaces de reconocer las ideas principales de los textos y las secundarias y saber organizarlas de modo práctico y que nos resulte fácil de estudiar.

– Encontrar la forma de memorización que más útil nos resulte para retener toda la información de los temarios de estudio que debemos de asimilar a lo largo del curso.

Objetivo de las técnicas de estudio

Factores que ayudan a un mejor estudio

Antes de comenzar a estudiar hay algunos factores que le ayudarán a que sus horas ante los libros sean mucho más productivas y que pueden conseguir que saque todo el provecho a sus momentos de trabajo.

Aprovechamiento de las clases:

– Permanezca atento a las explicaciones del profesor. Si es posible lleve el tema leído con antelación y de este modo puede llevar preparadas preguntas que realizar si tras la clase no las ve resueltas.

– Participe en clase, no tenga miedo de preguntar, comentar los temas cuándo se abran debates y sacar así el máximo partido a las horas que pase en su centro de estudios.

Prepárese a nivel mental:

– Intente dejar a un lado otros problemas o preocupaciones que pueda tener. Si tiene algún problema que le haga perder la concentración intente solucionarlo, bien sea hablándolo con algún compañero o con un adulto responsable si es necesario.

– Los antiguos decían que la clave de una mente sana era un cuerpo sano. El ejercicio suave y lo estiramientos ayudan a que no tenga dolores causados por las malas posturas durante el estudio. Disciplinas como el yoga está demostrado que aportan concentración y relajación al estudiante siendo muy beneficioso para sus estudios.

Prepare su lugar de trabajo:

– Consiga un lugar de estudio ordenado. Tenga todo a mano cuándo se ponga a trabajar, no debe de estar levantándose para conseguir un lapicero o ir a por un libro que se ha olvidado.

– Procure contar con la tranquilidad y el silencio necesarios para conseguir extraerle el partido a su tiempo de estudio.

Prepare su cuerpo:

– No tome comidas pesadas y manténgase hidratado. Si su estómago puede digerir con facilidad y su cuerpo funciona correctamente, la circulación sanguínea será fluida y su cerebro estará mucho más activo.

– Duerma las horas suficientes para estar descansado y en plenas facultades de estudio

Factores que ayudan a un mejor estudio

 

¿Qué son las técnicas comprensivas de estudio?

Son técnicas basadas en la comprensión y asimilación de un texto. Se aplican cuándo debemos de aprender conceptos que no es necesario memorizar al pie de la letra, por el contrario, debemos de entender, darles forma con nuestro vocabulario y ser capaces de explicarlo de una forma correcta.

Realmente hay una técnica comprensiva de estudio que consta de diversos pasos, que son los que vamos a exponer a continuación.

Comprender lo que se lee

Para entender lo que se lee hay que seguir un proceso que comienza por entender los términos del texto, a veces, aunque no entendamos el significado de una palabra somos capaces de captar su significado por el contexto. Si esto no es así deberemos de buscar en un diccionario qué es lo que quiere decir.

Los pasos para una lectura comprensiva serían:

a) Una lectura completa atenta

b) Leer párrafo a párrafo subrayando las ideas principales

c) Realizar un resumen del texto con nuestras propias palabras.

d) Un esquema de estudio que refleje todas las ideas principales.

 Lectura rápida

Aquí usted puede encontrar un artículo sobre técnicas de lectura que le ayudará a entender la importancia de leer de una forma rápida y cómo leer más rápidamente.

 La memorización

Esta consta de los siguientes pasos

a) Comprensión: Leer y entender la información que estamos manejando

b) Fijación: Gracias a la repetición esa información comienza a asentarse en nuestro cerebro.

c) Conservación: Sería la memorización propiamente dicha. La información queda asentada en nuestro cerebro de una forma fija y prolongada.

d) Evocación: Es cuándo traemos a la mente información almacenada.

f) Reconocimiento: La capacidad que tenemos de relacionar la nueva información que vamos aprendiendo con la que ya conocemos.

El repaso

Repasar los temas, principalmente a través de esquemas y resúmenes elaborados por nosotros nos ayudará a que la información permanezca estable en nuestra memoria.

Pasos básicos del estudio

¿Qué son las técnicas mnemotécnicas?

Estas técnicas de memorización son muy útiles cuándo intentamos memorizar algo que no se puede comprender. Por ejemplo: una lista de palabras, una serie de nombres, una fecha…

Se utiliza la memoria mecánica, que es la que se ejercita mediante repeticiones y que consiste en aprender de memoria, sin más, ya que no son cosas que puedan ser asimiladas y entendidas.

Las herramientas más usadas en estas técnicas son las basadas en la asociación y en la repetición de ideas.

Palabras asociadas

Si tenemos que estudiar una lista de palabras nos resultará mucho más sencillo hacerlo si las asociamos en una frase. Cuánto más divertida o más significado tenga para nosotros dicha frase mejor la recordaremos y más efectiva será.

Ejemplo: debemos de memorizar la lista de las preposiciones: a, ante, bajo, cabe, con, contra, de,….

Podemos tomar un grupo de estas preposiciones y unirlas de la siguiente forma: Ve a la casa ante la que hay un árbol bajo el que dormía un perro. No cabe duda con ella, contra su puerta está apoyado el saco de peras que te doy.

Simbolismos

Imagine que debe de recordar que Colón llegó a América en el 1492.  Asocia el 1 con un bastón, el 4 con una silla, el 9 con un monóculo y el 2 con un pato. Ya es una lista de palabras: Colón llegó a America y apoyado en su bastón se levantó de su silla y se colocó el monóculo para ver a un pato que volaba.

Métodos de cadena

Uno de los métodos de cadena más utilizados cuándo se necesitan memorizar listas de palabras pero nos resulta complicado asociarlas todas tal como hemos hecho en los ejemplos anteriores. Deberemos entonces de formar cadenas, es decir, asociarlas dos a dos o tres a tres para que de este modo nos resulte más sencillo.

Imagine que nos dice que los metales preciosos son: oro, plata, platino y paladio.

Podemos asociarlos en frases: La naranja por la mañana es oro, a la tarde plata y a la noche mata (ya tendríamos dos). Pero también podríamos asociar el oro y la plata con una naranja. O con un anillo que nuestra madre suela lucir de estos materiales. A continuación se realizaría otra asociación diferente para platino y paladio.

Técnicas de visualización

Las imágenes suelen tener en nuestra memoria un impacto mucho mayor que las palabras, por eso una buena técnica de memorización consiste en asociar las palabras con imágenes. Existen varios trucos para utilizar la visualización a la hora de memorizar:

La exageración. Si nos dicen que el bolo alimenticio recorre el tubo digestivo podemos imaginar un bolo de jugar pasando por nuestra garganta. Es una imagen muy exagerada que nos hará recordar este hecho.

El movimiento. Hay muchos estudios que indican que una imagen en movimiento es más fácil de recordar que una imagen parada. En el ejemplo anterior si nos imaginamos el bolo entrando por la garganta y haciendo el recorrido mientras que, como en los dibujos animados se dibuja por el exterior de la piel, es probable que recordemos mejor que si asociamos el bolo alimenticio a una imagen de un bolo de jugar sin más.

 

Técnica del loci (sitio)

Es un método de la escuela de la antigua Grecia, desarrollado 500 años antes de la era cristiana.

Es un método útil para recordar listas y consiste en que usted debe de imaginarse una habitación que siempre debe de ser igual. Por ejemplo tendrá una cama, una mesita a cada lado y una cómoda. Puede tener también una mesa de escritorio y una silla.

Usted deberá de colocar cada palabra de la lista en uno de los elementos de la habitación y esforzarse en relacionarlos. Para eso puede utilizar técnicas como las que hemos visto en las visualizaciones.

Aunque es un método que puede resultar algo confuso en un primer momento, si se trabaja con él llega a resultar muy útil.

tecnicas mnemotécnicas de estudio

 

 

http://genesis.uag.mx/edmedia/material/DHA/UNIDAD%20III/MEMORIA%20Y%20%20ESTUDIO.pdf

http://portal.uned.es/pls/portal/docs/PAGE/UNED_MAIN/BIBLIOTECA/APOYO%20ESTUDIANTES/ACOGIDAESTUDIO.PDF

http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%A9cnicas_de_estudio