Importancia del agua

0

Importancia del agua: un bien muy valioso

Importancia del agua para el ser humano

La importancia del agua es conocida por todos. Parece increíble cuándo analizamos qué es el agua, que algo tan simple como dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno tengan una importancia tan vital para la vida en la tierra. El 70% del cuerpo humano está compuesto de agua, en el caso del cerebro el porcentaje aumenta a un 95%.

Aunque podemos aguantar muchos días sin ingerir alimentos, nos moriríamos en muy poco tiempo sin agua. Cada día perdemos aproximadamente dos litros de este líquido tan preciado que recuperamos comiendo y bebiendo. Una buena hidratación es fundamental para que nuestros órganos internos puedan eliminar las impurezas que se depositan en ellos, para que los nutrientes sean distribuidos por todo el cuerpo y en definitiva para que todo funcione correctamente en nuestro organismo. Sin suficiente agua nuestro cuerpo se desequilibra y pueden producirse fallos que en los casos más graves causan la muerte de la persona.

A pesar de que en muchos casos tenemos el agua al alcance de la mano, muchas personas tienen problemas de deshidratación por no beber suficientemente. O al menos por no beber correctamente. Se abusa del café y los refrescos de cola, que lejos de aportar a nuestro organismo el líquido que necesita le obligan a perder más ya que la cafeína es una sustancia diurética que hace que eliminemos mucho líquido y no aprovechemos el agua contenida en estas bebidas. La fruta fresca, las verduras y beber agua pura nos ayudará a que todo funcione correctamente en nuestro cuerpo.

Importancia del agua para la naturaleza

El agua es fundamental para el hombre, pero del mismo modo lo es para el resto de la vida en el planeta. Los animales y las plantas necesitan de ella para poder vivir. Pero además de ser nuestra fuente de vida, mediante su ciclo vital el agua produce energía en su paso por los ríos. Muchas veces esa energía es aprovechada por el hombre para crear electricidad. Al ser evaporada y caer en forma de lluvia limpia la atmósfera de las partículas de contaminación que tanto afectan a las ciudades.

El agua también ayuda a regular el clima de muchos modos, por ejemplo siendo responsable de la vegetación. Los grandes espacios vegetales como bosques y selvas son los pulmones de la tierra, ya que ahí se produce oxígeno y se regenera el aire.

Concienciarse sobre la importancia del agua y su consumo responsable

ID-100161122

Si nos preguntan sobre la importancia del agua todos estamos de acuerdo en afirmar que es un bien muy valioso y que gracias al agua hay vida en el planeta. Sin embargo ¿hasta que punto somos responsables de su importancia real? ¿Nos damos cuenta de lo importante que es girar una llave en casa y que salga agua? ¿Pensamos en que gran parte de la población mundial no dispone de ese lujo?

Imagínese que se levanta por la mañana y no dispone de agua corriente. Con suerte puede disponer de un río relativamente cerca o de una fuente. Pero tendría que vestirse, ir allá con recipientes lo suficientemente grandes y traer agua a casa para que toda la familia pueda asearse y hacer la comida. Seguramente eso le llevará varios viajes y algunas horas de trabajo. Esto es lo que millones de personas, en su mayor parte mujeres y niños, deben de hacer cada día para poder beber ellos y sus animales y cocinar.

Si usted tuviera que hacer eso ¿usaría el agua del mismo modo que lo hace ahora? ¿la derrocharía con tanta alegría? Seguramente no. Piense en eso cuándo vaya a dejar correr el agua mientras se cepilla los dientes o cuándo use la cisterna del inodoro para tirar un papel que podría haber depositado en una papelera.

¿Qué puedo hacer yo al respecto?

Le propongo diez actividades diarias muy sencillas que usted y su familia pueden realizar y que le supondrán un considerable ahorro de agua diario.

1) Cierre los grifos cuándo no esté utilizando el agua. A lo largo de todo el día llevamos a cabo muchas actividades para las que necesitamos agua: ducharnos, cepillarnos los dientes o limpiar la loza. Todo esto se puede llevar a cabo de una forma eficiente con el consumo de agua. El grifo no tiene por qué estar abierto mientras nos cepillamos los dientes, nos afeitamos, nos enjabonamos el cuerpo o estamos frotando la loza.  Cada minuto que tiene abierto el paso del agua se van de media diez litros por el desagüe. ¡Diez litros que no utilizamos! Recuerde ahora lo que le decía de ir a por el agua cada mañana. ¿Cargaría diez litros de agua para tirarlos alegremente?

2) Si se va a duchar y sabe que el agua tarda un poco de tiempo en calentarse, aproveche el agua fría que sale al principio para llenar un par de cubos. Puede usarlos para limpiar los suelos de la casa. Si se acostumbra a hacer eso cada día ¡ puede ahorrarse hasta  3.650 litros de agua al año!

3) Los grifos pueden incorporar boquillas especiales que se ajustan a casi todos los modelos. Estas boquillas hacen que el chorro de agua se distribuya mejor y sean mucho más prácticos a la hora de limpiar la loza, por ejemplo. Con menos agua conseguiremos mayor presión y mejores resultados. Ponga estas boquillas en el grifo de la cocina, por ejemplo y comprobará su efectividad.

4) Ponga una papelera en su cuarto de baño. Tiré allí las toallitas desmaquillates desechables, los papeles y algodones que utilice para limpiarse la cara o extenderse las cremas, los pañuelos de papel etc. El WC no es una papelera y cada vez que vaciamos su depósito caen de media seis litros de agua. Vuelvo a pedirle que se imagine que tuviera que cargar con ella. ¿La tiraría para deshacerse de un papel?

5) Las cisternas modernas tienen un doble sistema según el agua que precisemos descargar. Si se le da a un botón tan solo saldrá media carga, mientras que si necesitamos una descarga mayor le daremos al botón más grande. Pero si usted tiene una cisterna antigua puede colocar en su interior una botella de plástico de dos litros llena de agua y cerrada. Al ocupar este espacio, no se cargará al máximo nunca y estaremos ahorrando dos litros de cada vez que se utiliza. En algunos depósitos es posible ahorrar hasta cuatro litros colocando dos botellas. Pruebe cuánto puede ahorrar en su baño. Aunque usted tan solo utilizara dos veces al día el inodoro en su hogar, ahorrando 2 litros de cada vez, al cabo del año estaría ahorrando 1.500 litros de agua aproximadamente. Y eso por cada persona de su hogar.

6) Si tiene lavadora, lavaplatos y otros electrodomésticos que utilicen agua puede ahorrar de dos modos con ellos: a la hora de adquirirlos escoja aquellos que tengan programas de ahorro de agua (además de un bajo consumo energético). Y cuándo los utilice procure que siempre estén llenos o prográmelos para media carga. Utilice el programa adecuado, no ponga un programa de lavado largo con prelavados si la ropa no presenta manchas. Las prendas que utilizamos cada día, la ropa de cama y las toallas de baño pueden lavarse con un programa corto. Dejemos los programas largos para ropa de trabajo con manchas difíciles, los paños de la cocina o similares.

7) Si tiene que lavar fruta o verduras hágalo en un recipiente con agua. De este modo puede reutilizar esta para, por ejemplo, regar las plantas. Con un cuento de cinco litros tendrá suficiente para limpiar mucha fruta y verduras que si deja bajo el grifo puede tardar varios minutos en limpiar, perdiendo 10 litros de agua cada minuto que emplee.

8) Si alguno de sus grifos gotea arréglelo rápidamente. Por una pequeña fuga se pueden ir varios litros de agua todos los días. Compruebe su contador de agua y sus facturas y si ve que hay una elevación del consumo que no se corresponde con un gasto real investigue las causas. Podría existir algún problema en sus tuberías que además de estar incrementando sus cuentas al final va a  acabar causando goteras u otros problemas en su hogar.

9) En su centro de estudios no se olvide de cerrar los grifos del agua tras lavarse las manos. Puede proponer a la dirección del centro, en caso de que no los tengan ya, sistemas de cierre automático para que en un tiempo prudencial se cierren solos.

10) Organice con su clase una campaña para concienciar a sus compañeros sobre el consumo racional de agua. Pueden, por ejemplo,  elaborar posters para colgar en los baños o en las aulas con consejos para economizar agua.

Propuestas para debatir en el aula

Si en su clase se va a tratar el tema del agua usted puede sugerir temas para trabajos o debates que seguro que pueden resultar muy interesantes para toda la clase:

1) ¿De dónde procede el agua que se consume en la ciudad dónde ustedes habitan?  No solemos pensar en eso cuándo nos duchamos durante media hora derrochándola alegremente. Pero a veces es necesario traer el agua desde muy lejos en un costosísimo proceso.

2) ¿Se hidratan suficientemente? Hagan durante varios días un pequeño estudio de sus hábitos alimenticios y de bebidas. Quizás descubran que no están bebiendo lo suficiente. Elaboren una lista de los problemas que puede sufrir su cuerpo por una incorrecta hidratación ( mala eliminación de toxinas, envejecimiento prematuro, problemas digestivos o intestinales…)

3) ¿Es el agua un bien al alcance de todos en su país? Reflexionen sobre eso y estudien si puede haber núcleos de población que tienen problemas para acceder al agua potable. En caso afirmativo debatan posibles soluciones.

4) Si cada persona llevara a cabo las pautas de ahorro que se explican en este artículo podría ahorrarse muchísima agua cada año. Calculen el agua que podría ahorrarse tan solo con que las personas de la clase llevaran a cabo pequeñas pautas de ahorro.

5) Hagan un estudio de cómo podrían ahorrar agua en su centro: sistemas de grifos (si hay cierre automático duración del mismo), ahorro en las cocinas o cafetería, jardines…

6) La distribución del agua en el mundo. Mediante mapas pueden ver dónde están los puntos de agua potable más importantes, dónde hay más problemas de agua y la causa de que no llegue el agua potable a toda la población.

Construir una sociedad más responsable

Concienciarse sobre la importancia del agua es el primer paso para construir una sociedad más responsable con los recursos naturales en general y con el agua en concreto. Debatiendo en clase y en nuestros hogares estas cuestiones, con un pequeño esfuerzo por parte de todos se puede aprender a valorar este bien que es de todos y que tanto damos por garantizado.

Les invito a que lleven este debate a sus hogares y que lleven a cabo técnicas de ahorro de agua como las aquí explicadas. Más gente de la que puedan pensar ya las está haciendo en todas partes del mundo y con esto se contribuye a que las nuevas generaciones sean más conscientes de que el agua no es un recurso inagotable y que es un tesoro que debemos de utilizar con sentido común y responsabilidad.

http://www.guiapractica.cl/consejos/medio-ambiente/17-consejos-para-ahorrar-agua-en-el-hogar.html

http://www.consumoresponsable.org/actua/agua/agua1

http://teayudoaserrico.com/95-trucos-para-ahorrar-agua/